Farmacia Rural

Una farmacia rural es aquella construcción ubicada en pequeñas poblaciones menores a los 30.000 habitantes, las cuales tomarán la definición de pueblo, mayormente estas farmacias tienden a tener poca competencia laboral haciéndola una de las grandes ventajas, pero teniendo como desventaja poca demanda de clientes, debido a la pequeña cantidad de habitantes que la rodean, por lo tanto no pueden dedicarse a vender solo medicinas si no que deben tratar de vender otros productos demandados por la comunidad de este pueblo, así conseguirán tener mayor demanda de clientes y poder recuperar gran porcentaje de las inversiones.

Una farmacia rural presenta algunas diferencias si la comparamos con una urbana, entre estas podemos ver:

  • La mayor atención de compradores o emprendedores en el negocio farmacéutico están del lado de farmacias urbanas, aunque las farmacias rurales también son compradas por una ventaja muy notable, donde casi el 65% de los compradores de farmacias, deciden hacerlo en zonas rurales en vez de zonas urbanas.
  • Los precios que posee una farmacia urbana son muchas veces mayores a una farmacia rural, ya que el precio de las farmacias urbanas se ve elevado o costoso por la ubicación, la comunidad, número de empleados y la demanda de clientes que esta posea, mientras que a las farmacias de pueblo al poseer menos clientela los precios a pagar por adquirir esta farmacia no tienen una tasa muy alta.
  • La inversión en el inventario y personal entre estas farmacias es una gran diferencia, pues el inventario de una farmacia urbana se realiza de acuerdo a los productos demandados del momento, el número de clientes mensualmente y los productos que la comunidad adquieren mayormente, mientras que en una farmacia rural es importante solo tener los productos demandados por el cliente y los que requieran los clientes en casos de emergencia.

Con respecto a los costos salariales entre estas dos es otro punto que gana a favor las farmacias rurales, pues al ser pequeñas no necesitan un personal gigantesco y los costos salariales de estas farmacias no serían problemas, ya que no importa la situación económica por la que este pasando la farmacia, en cambio en las farmacias urbanas una mala situación en la demanda de clientes afectaría a largo plazo el costo de los salarios de los empleados.      

Otra diferencia entre las farmacias rurales y las farmacias urbanas recae claramente en las ayudas, ya que, dependiendo del acuerdo con personas adecuadas, las ayudas que le brinda la comunidad a farmacias rurales son mejores que las que tiene la farmacia urbana.

Estas son algunas de las tantas diferencia que tiene una farmacia rural en comparación de una farmacia urbana, aunque estas pueden cambiar según la región, el país y las leyes establecidas. Las diferencias descritas anteriormente recaen únicamente en aspectos económicos, sociales e infraestructurales que tienen estas farmacias.

Ventajas de una Farmacia Rural

Una farmacia rural posee una buena cantidad de ventajas, en este artículo mencionaré algunas que te ayudarían en un futuro, si te animas a poseer este tipo de negocio.

  • Eres tu propio jefe, esto se basa en que tú te encargas de tomar las decisiones que recaigan en toda la farmacia, es decir, el inventario, las horas de trabajo, etc. Ser tu propio jefe también significa ser tú el empleado, por lo tanto, tendrás interacción con los clientes y podrás capacitarlos a ellos, inclusive podrás seguir aprendiendo.
  • Las inversiones tanto para adquirir esta farmacia como para mantenerla en pie, no son sumamente grandes.
  • No poseen competencia farmacéutica, debido a que la población es pequeña mayormente no habrá competencia, pues en poblaciones de menos de 30.000 habitantes solo deben haber de 1 a 2 farmacias dependiendo de las leyes del país.

Existen muchas más ventajas que tienen esta farmacia pues es una farmacia que tiende a moldearse a las necesidades de la comunidad.

compra venta de farmacias

Delegaciones en Aragón, Cataluña, La Rioja y Navarra

Síguenos en:

Ir arriba